Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Sal de Vida, Sal Saludable

Ingredientes procedentes de Agricultura Ecológica

Envío gratis, por la compra de 6 tarros.

Regala Sal de Vida para tus eventos
Te la personalizamos

Somos lo que comemos
-Ludwig Feuerbach

Si quieres personalizar tu sales...

Cuéntanos

Proyecto Artesanal

Sal de hierbas encantada nace del estudio de la fitoterapia y de la puesta en práctica de dichos conocimientos, para llevar todos los micronutrientes que las plantas poseen a nuestra vida cotidiana.
Es un proyecto artesanal llevado a cabo con cariño, respeto e intención.
Mientras elaboramos nuestras sales ponemos un propósito amoroso y sanador, nuestro espacio de trabajo está acompañado de música que estimula los sentidos, haciendo de todo el proceso un encuentro mágico entre la sal, las plantas y nuestra manos.
Antes de la elaboración nos recogemos en un espacio de silencio para trasladar desde nuestros sentidos la intención de la calma y la serenidad. Y así es recogida por esos elementos nacidos de la naturaleza, que mezclados nos dan un producto único, saludable, original y lleno de aromas.

Somos Sal

El objetivo de nuestra sal es darle a la comida la importancia que se merece, una alimentación consciente, llena de intención sanadora y con productos de primera calidad. Es un regalo para nuestros sentidos y emociones, así como también para el cuerpo.
Cuando cocinamos transmitimos a través de las manos nuestro estado de ánimo, por eso es importante donde y cómo te comes esa comida y de donde vienen los ingredientes.
Al elaborar Sal de Hierbas Encantada transmitimos cariño, ternura en los pétalos de flores, salud en las plantas aromáticas y equilibrio en toda su composición.
Incorporarla a tus platos es darle todo ese valor añadido a tu alimentación

“SOMOS LO QUE COMEMOS”

Ludwig Feuerbach, filósofo y antropólogo alemán 1850

Sal de Vida, Sal Saludable

Los elementos que utilizamos proceden de la agricultura ecológica. Para nosotros es importante esta cualidad de la sal de hierbas encantada, ya que consideramos que es mucho más saludable al estar libre de pesticidas y fertilizantes además de poseer más sabor.
Queremos rescatar el sabor de los alimentos. Utilizando condimentos, hierbas y pétalos de flores llevando a cabo una práctica ancestral y habitual de muchas culturas. Hemos encontrado el equilibrio gracias a años de formación, a la experiencia y el gusto por las cosas bien hechas.
Al poseer una gran variedad de aromas y sabores, nuestro consumo de sal disminuye, ya que no es necesario utilizar mucha cantidad para dar un gran sabor, esta característica también hace que sea un producto muy saludable.

Sal de Hierbas Encantada

user avatar

Lucía Navarro Córcoles, máster en fitoterapia y dietética por la UNED Grado en Enfermería

Nuestra intención con la sal encantada es recuperar la tradición y la visión holística integradora que predominaba en antiguas tradiciones.
El hombre forma parte de la naturaleza, depende del aire puro, el sol, el agua y del alimento que nos regala la tierra, esos elementos entran en nuestro cuerpo para darnos energía y alimentar nuestras emociones.

Utiliza la sal encantada al finalizar tus platos para obtener todos los beneficios de sus componentes.

user avatar

Lucía Navarro Córcoles, master en fitoterapia y dietetica por la UNED Grado en Enfermería

Sabemos que las hierbas y especias actuan de forma positiva en el metabolismo: contienen aceites esenciales con propiedades terapéuticas, mucílagos lubricantes del tracto digestivo, expectorantes, taninos, etc... además de diferentes principios que activan las secreciones salivares y gástricas.

user avatar

Lucía Navarro Córcoles, master en fitoterapia y dietetica por la UNED Grado en Enfermería

También tienen un potencial como fuente de micronutrientes, aunque se usen en cantidades minúsculas, su aportación es significativa. En 1gr. ( una cucharadita ) hay, en ocasiones, la misma cantidad de minerales que otros alimentos contienen en una ración. El humilde tomillo concentra sus componentes durante horas y horas de crecimiento en terrenos calcáreos. El resultado es un porcentaje de calcio que multiplica por dos el de sésamo y por quince el de la leche de vaca.
   "El uso habitual de hierbas y especias es un excelente complemento en nuestra dieta."